Los Elegidos de Abdon

Algunos otros poemas:

——————————

AQUÍ ESTOY

 He nacido,
no puedo esconderme
ni de las luces ni de las sombras;
no puedo ocultar mis obras
que el olvido
quiere arrebatarme.

Mis nervios ,
mi carne escasa y magra
se han rendido a los tiempos;
ya no pacen por esos campos
tan limpios,
de sombra negra.

Aquí estoy,
encorvado pero presente,
de pie firme y gesto ceñido;
esperando al destino
que hoy
arrasará por el Este.

He vivido,
no he podido negarme
ni a las sombras ni a las luces;
he cargado todas mis cruces
solito
y no han podido crucificarme.

Aquí estoy,
A dónde me voy a ir.

 

Abdon Figueroa Morales

 

——————————————————————————————————–

LOS PASOS SEGUROS (*)

Anduvo siempre con paso seguro
por las amadas calles del pueblo bendito,
que con cariño recibían sus pasos
y sus pasos acariciaban al piso duro.

Esos pasos llevaban un portento
y el portento llevaba manos
y esas manos llevaban dedos
que ofrendaban a Dios en la Santa Misa,
hermosas arias que lo dejaban contento.

Vencerlo, jamás pudo la negra noche
ni doblegarlo pudo el infortunio,
nosotros en cambio somos una frágil paja
somos el silencio de la medianoche.

Con el corazón don Amachito veía,
con el corazón que es más confiable que los mismos ojos,
y con el alma oía, con el alma hablaba,
y con su traje azabache venía.

Como Borges, en su penumbra camina
eterno en el valle de los violines,
ya es inmortal como su tierra querida
¡Yungay hermosura y Amadeo Molina!

————————————————————————-

(*) Dedicado al musico y compositor Amadeo Molina Rojo.

——————————————————————–

SESENTA Y SEIS

Pido perdón a la vida
por las veces que no viví,
pido perdón a mi conciencia
por las vece que la ignoré.
He andado sin permiso
en el valle de las excepciones
aferrado a mis razones
que en el fondo tanto valen
como la fuerza de las reglas
cuando agobian la libertad.

He mirado a los ojos
las veces que mentí.
he temido y no he temido
cuando la muerte me miró.
He andado y me he cansado
buscando algo para mí,
pero el deseo no cambia al mundo;
el infinito es el momento
que se cruza eternamente
para vivir la realidad.

Le otorgo perdón a la vida
por la cicatrices que me dio,
le doy gracias a la vida
porque me dio y me quitó
penitencias y circunstancias
endosadas al destino,
pues del barro he sacado polvo
y de sepulcros blanqueados
inmundicias y mentiras
como virtuosos placeres.

En el oficio de la vida
llegar a viejo es una opción
y la opción del longevo
es la vida como ilusión.
He andado como caballo
salvaje y sin cabestrillo
escribiendo en mi pellejo
el registro de mi vida
entre vinos y lujuria,
entre amores y perdones.

Pido perdón a la vida;
pido perdón a mi conciencia.

Abdon Figueroa Morales.

 


MARRÓN.

Marrón es respeto.
Porque sus ojos negros de maduro capulí,
son hijos del Sol que se posa en su espalda.
Porque su raíz es de aquí
…. y su sombra,
su marrona de enagua esmeralda,
le baila a la Luna pa´que el cielo siga prieto.

Marrón es respeto.
Por que su raza y leyenda nacidas aquí,
son hijas doradas del Sol que las baña.
Y a pesar del borceguí
…. y la espada,
que en forma de cruz le puso España,
le canta a su coca en su propio alfabeto.

Traza su Historia.
Desde la piedra y la Estela de Chavín;
confía a los Apus su credo y esencia.
y con el oro de Sechín
…. se adorna
y engasta sus trajes y presencia,
pa´que juegue mejor con su propia gloria.

Marrón es respeto.
Y lleva en su trigueño pellejo, el tinte
que marca a los hombres de la raza.
El cholo no se rinde
…. no fatiga,
no miente, no roba, no tranza;
sueña legal, por que duerme despierto.

Al cholo se le respeta.
Respétalo nada más, sólo eso te digo.
No le regales lástimas, que de eso no vive.
El cholo sabe ser amigo
…. y enemigo.
Pueda que a tus ofensas esquive
o que no la esquive y se vuelva afrenta.

Con el mayor cariño, reivindico mi raza.
Soy cholo, soy marrón. ¡Respétame !

 

Abdon Figueroa Morales

Sitio web optimizado por: SEO Valencia
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento