Ines de Salas

Semblanza biográfica y trascendencia histórica de Doña Inés de Salas   (Viuda de Don Cristóbal López de Villoso), Texto editado de la exposición en el Congreso de la República por Francisco Méndez Melgarejo. 05.Set.2013

Hace  poco más de 400 años llegó a Yungay una mujer extraordinaria,  una mujer que amó a los hijos de los aborígenes como si fueran propios y que se adelantó a su época al promover la creación de las primeras escuelas del Perú en la época de la Colonia.

Doña Inés habría nacido en las Asturias Españolas entre los años 1560 y 1564 según nos refería nuestro recordado profesor de historia Don Carlos Huamán (1963);  por su parte, el historiador Yungaino Dr. Roberto Arias Guzmáns sostenía en su poemario que Doña Inés fué una “Nobilísima Castellana” , es decir fue natural de los territorios del antiguo reino de Castilla.  Y como tercera versión, según el Archivo de Indias,su lugar de nacimiento fue la Ciudad de Sevilla, versión que deja muchas dudas porque podría tratarse de una caso de homonimia o porque en aquellas épocas “todos” los que viajaban  a América estaban obligados a hacer sus documentos y registrarse en la denominada “Casa de la Contratación de Sevilla”.  (Sevilla y Asturias, conformaban el antiguo Reino de Castilla.)

España siglo XVI

La denominación de “Nobilísima Castellana” asignada a Doña Inés, cobra gran significado cuando tratamos de indagar acerca de su niñez y juventud, con lo  que inferimos que fue muy bien instruida para convertirse en una mujer culta y educada, en épocas en las que en España solo estudiaban las personas descendientes de la nobleza y de la alta burguesía.

En el año de su nacimiento;  Gobernaba España Don Felipe II y en Perú el IV virrey Diego López de Zúñiga y Velasco, Conde Nieva. En esos años comenzaron a aparecer en nuestro país los primeros Colegios Superiores (De nivel universitario), orientados y destinados a la casta aristocrática y el clero, registrándose las siguientes  primeras instituciones:

1) Estudios superiores de Arte y filosofía  en 1548, frailes Dominicos del Cusco.

2) Universidad Mayor de San Marcos: 12/05/1551, frailes dominicos, Teología y Arte.

3) Colegio Máximo de San Pablo, 1568,  Arte, Filosofía y lenguas nativas

4) Colegio Real de San Martin , 1582, Jurisprudencia

5) Colegio Secular de los Agustinos 1608, para formación sacerdotal

 

La instrucción formal para los niños y jóvenes en nuestro país, recién se inició con el funcionamiento del “Colegio Real y Mayor de San Felipe y San Marcos”, primera institución educativa de nivel elemental fundado por iniciativa del virrey Francisco de Toledo, en 1575. Era un colegio para la educación de los hijos, nietos y descendientes de  los    conquistadores españoles y de padres nobles y beneméritos.   El local se inauguró en  1592.

Después  de 1770, éste colegio  se refundó en el denominado “Convictorio de San Carlos”. (Jr. Ancash)

En el resto del Perú, solo había una educación informal y personalizada para los hijos de los conquistadores y personas acomodadasInes de Salas_2

Con aprox. 30 años de edad, Doña Inés de Salas (1594),  llega al Perú al encuentro de su esposo el capitán español Cristóbal López de Villoso.

Seis años más tarde (1600), la pareja se establece en la Villa de Santo Domingo de Yungay, fundada por Fray Domingo de Santo Tomás el 04 de Agosto de 1540. En aquella época, la Villa de Yungay en realidad era una base de evangelización de los frailes dominicos, quienes vivían rodeados de miles de aborígenes y de contados españoles que se dedicaban a la agricultura y ganadería.

Busto de Doña Ines de Salas: Diseño del escultor ex-santainesino Manuel Huaman Alegre –>>>

Por su vocación agrícola, Hernando Pizarro en 1533, había descrito a Yungay como “…valle abajo de maizales…”

 ¿Qué buscaba la pareja López- Salas en la Villa de Yungay, lugar donde tendrían prácticamente contacto solo con los frailes del convento y miles de aborígenes?

El Capitán Cristóbal López de Villoso, se había propuesto explotar las ricas minas de plata de  Yanaisco  o Yanaicu situado a 10 km al norte de la Villa de Yungay( Norte de Huanchuy, limite con la actual Provincia de Huaylas),  y las minas de  Colquipucro en Pamparomas (Actual Provincia de Huaylas).

Para poder alimentar a sus trabajadores con productos agrícolas y ganadería  adquirió dos haciendas  relativamente cercanas a sus minas denominadas “Santa Catalina” (Cerca de Yanaicu) y “Chorrillos” (Cerca de Colquipucru).

 Mientras el esposo trabajaba las dos minas, Doña Inés vivía la realidad social, económica y cultural de inicios de la época Colonial: Los frailes evangelizaban y por otra parte los aborígenes tenían sus propias costumbres, creencias y quehacer cotidiano. Desde el primer momento ella vio el divorcio absoluto de las culturas Española e Inca y comprendió que una rápida integración de los aborígenes  a lo mejor de la cultura europea se podía hacer a través del conocimiento donde los niños y niñas serian el vehículo más eficaz porque eran los que más rápidamente podían aprender  a leer y escribir.

 Entonces, Doña Inés vio la importancia de instalar dos escuelas en la Villa de Yungay, pero ella también comprendiò que poco o nada podía hacer porque en aquella época, la Iglesia Católica, a través de la Santa Inquisición, era la celosa guardiana del conocimiento.

 Enfrentarse al clero podría haberle costado ser calificada como “hereje” con las sanciones establecidas para tales casos.

Cual autentica lideresa, diariamente  compartía sus inquietudes con sus confesores los frailes dominicos, tratando de convencerlossobre la necesidad de hacer escuelas para los niñas y niñas de la Villa de Yungay. 

Mientras tanto, los años transcurrían y después de una década de labores Don Cristóbal López de Villoso falleció como consecuencia de los trabajos mineros los que eran riesgosos para la salud  y la vida en aquellas épocas:

Se manejaron dos  versiones acerca de su muerte:

  1. Envenenamiento con plomo y otras sustancias.
  2. Derrumbe de las labores mineras

 Hacia el año 1610, Doña Inés ya era  la viuda de López de Villoso, heredera de dos haciendas y dos minas de plata.

 Después de más de una década de insistencia,  los frailes dominicos poco a poco entendieron lo beneficios de la iniciativa de Doña Inés y  perfilaron el camino a seguir para cristalizar la idea sin enfrentarse a la Santa Inquisición, ni a los intereses del poder colonial

A mediados del año 1614,  los frailes dominicos le comunicaron  su aceptación para hacer la escuela para niños y niñas de la Villa de Yungay,  pero había un problema:

¿Cómo se iban sostener  económicamente las escuelas?

¿Cómo se podía dar instrucción gratuita a todos los niños y niñas, sin apoyo económico del gobierno virreinal o de las altas esferas del Clero?.

Entonces,  el 30 de noviembre de 1614 Doña Inés de Salas tomó la gran decisión de entregar en donación testamentaria sus 2 haciendas denominadas “Santa Catalina”  y “Chorrillos” con  la exclusiva finalidad de que “SUS RENTAS SIRVAN PARA LA INSTRUCCIÓN DE LAS NIÑAS Y NIÑOS DE LA VILLA DE YUNGAY.

Con ladonación en las manos, los frailes dominicos aperturaron las escuelas en forma inmediata:

1)- A inicios del año 1615 ya funcionaba en Yungay la primera escuela  elemental  de Ancash y la primera de carácter democrático del Perú Colonial.

2)- La escuela tuvo carácter democrático al permitir el libre acceso para los hijos de los habitantes mayoritariamente aborígenesde la joven ciudad.

3)- En Yungay , se inició la inclusión social en época de castas privilegiadas

La herencia de doña Inés al pueblo de  Yungay dio frutos por 335 años a favor de miles de niños y niñas de la provincia

Los frailes dominicos administraron las rentas  de las haciendas con mucho celo, manteniendo la escuela por 164 años, alejándose de Yungay en el año 1778.

Para continuar la noble tarea educativa, el pueblo de Yungay representado por la Beneficencia y luego por su Municipio, se encargaron de la administración de las rentas de las haciendas destinadas exclusivamente a la educación de los niños y niñas por 171 años siguientes.

El Gobierno militar nos quita la hacienda;

En el año 1949, el gobierno militar del General Manuel Odria,  emite el antidemocrático DL  11073 mediante el cual nos arrebata la hacienda Santa Catalina,  para la crianza de caballos para la guerra.

Toda la provincia se unió para defender su herencia ancestral.   Después de 65 años estamos a punto de recuperarla para  que siga beneficiando a los jóvenes yungainosMITIN 1959_web

 Desde la injusta apropiación del Fundo Santa Catalina, lo yungainos no hemos olvidado ni renunciado nunca a nuestra herencia ancestral. Nuestros Alcaldes  Don Alfredo Bambaren  e  Isaías Hidalgo nos dieron el ejemplo de coraje para defender lo nuestro al negarse a firmar la transferencia de dominio ante representantes del gobierno Militar del Presidente Manuel Odria. Por ello,  haciendo eco de la memoria colectiva de los yungainos, el 24 de setiembre del 2004 logramos volver a registrar la propiedad ante la  SUNARP y obtener el TITULO de propiedad a nombre del la Municipalidad Provincial de Yungay.

 Ahora los trámites continúan en el Congreso de la República para que por ley el Ministerio de Defensa nos devuelva la propiedad. Fue y es muy importante que los Alcaldes cuiden el patrimonio que les ha confiado el pueblo yungaino y es también muy importante que la sociedad civil esté atenta a los acontecimientos para juntos defender y dar buen uso a la propiedad.

Los peruanos en general, estamos en deuda con la primera benefactora de la educación peruana,  por ello,  como justo homenaje  y reindinvicaciòn  histórica , en los terrenos de  la hacienda Santa Catalina se debería construir la  gran “UNIVERSIDAD MUNICIPAL  INES DE SALAS”

 ALGUNOS RECONOCIMIENTOS:

El sabio Don ANTONIO RAIMONDI, visita Yungay en Septiembre de 1860, marzo de 1868 y Junio de 1869y  escribe:  “Los establecimientos de instrucción en Yungay  que consisten en una escuela de niños o otra de niñas se hallan en mejor estado que los de la capital de la provincia ……          Ambas escuelas se sostienen  con el producto del arrendamiento de la hacienda Santa Catalina”.

Fuente: La vida y la obra del sabio Antonio Raimondi dell’Acqua

El Concejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONCYTEC):  En la obra ANCASH, HISTORIA Y CULTURA,  editada en 1990 ( págs.. 135 y 141) Concytec, se cita:

“ …en Yungay se estableció la primera escuela del Departamento de Ancash gracias a la acción filantrópica de Doña Inés de Salas de López de Villoso en 1614.”

Homenaje en el Hemiciclo del Congreso de la República.

El  5 de setiembre del 2013,  la Presidenta de la Comisión de Cultura y Patrimonio Cultural  Dra. María López Córdova, promovió un homenaje  a INES DE SALAS, PRECURSORA DE LA EDUCACION DE LA MUJER Y LA  NIÑES.

Con la coordinación del evento a cargo del  Presidente de  la Asociación de ex-alumnos del Colegio Santa Inés de Yungay, Profesor Raúl Olivera Ángeles.

En éste importante homenaje intervinieron como expositores:

  º Ing. Francisco Méndez Melgarejo  

    º Dr. Julián Ángeles Carrasco

    º Ing. Fortunato Méndez Melgarejo

    º Dr. Teodoro Hampe Martínez (historiador por la  Universidad Católica).

 

 

 

Sitio web optimizado por: Diseño Web
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Plugin WordPress Maintenance