Carta histórica: Sobre la creacion de la provincia

  1. Carta del Señor Doctor Ingeniero Ignacio Amadeo Ramos Olivera al Ex Presidente de la República Señor Doctor Don José Simón Pardo y Barreda.           (*)

                                             Paris, 21 de Noviembre de 1937.

 Señor Dr. Dn. José Pardo

Biarritz

Mi muy respetable doctor y amigo:

Me es grato saludar a Ud. por medio de la presente, y espero que le encuentre gozando de bienestar general en unión de su distinguida familia.

En la última visita que tuve el honor de hacerle aquí, refirió Ud. a las personas presentes, en forma detallada, mis gestiones ante su gobierno en favor de la Creación de la Provincia de Yungay; obra que llevó Ud. a cabo después de 30 años de espera y decepciones, pasando sobre la tenaz oposición de algunos representantes y de la prensa enemiga, promulgando la Ley el 28 de octubre de 1904 a los treinta y cuatro días de haber asumido Ud. por primera vez el mando supremo de la República (24 de setiembre de 1904). Este recuerdo minucioso, prueba el cariño que tuvo Ud. a Yungay cuyos anhelos supo Ud. hacerlos suyos, quien después de seis lustros de divagar en vano golpeando las puertas de los poderes públicos y políticos influyentes, encontraba al fin, en Ud., un amigo. Yo quedé muy emocionado, por haber transcurrido treinta y tres años  de ese acontecimiento trascendente en la vida de mi ciudad natal, y evocar la época de estudiante de ingeniería y de mis caros ensueños.

El Concejo Provincial de Yungay, años después a esa fecha magna, para perpetuar su gratitud, acordó colocar su retrato en su salón de sesiones, retrato que debió ser al  óleo y de cuerpo entero según  la opinión de muchos vecinos, lo que se ha ido defiriendo, no solo por esta circunstancia sino también por los vaivenes de la política.

Pero en el transcurso de un tercio de siglo, muchísimos de mis comprovincianos han desaparecido y una nueva generación que debe ponerse al frente de sus destinos, ignora en gran parte la verdad histórica sobre el hecho. Felizmente, Ud., autor principal de la creación de la Provincia de Yungay, está vivo y puede señalar a las personas que gestionaron o se interesaron ante su gobierno en favor de la nueva provincia. Mi propósito es,  que quede definitivamente establecida la verdad histórica sobre esta Creación y que las generaciones venideras conozcan su evolución, la historia de su tierra natal y a sus verdaderos benefactores.

Si no tuviese Ud. inconveniente en honrarme con su respuesta, le ruego dirigirla a nuestra Legación, rue de la Tremoille, Paris (8”).

De Ud. muy atento y SS.

   IGNACIO A. RAMOS 

  ———————————————————

   2       Respuesta del Ex Presidente de la República Señor  Doctor Don José Simón Pardo y Barreda al Señor  Doctor Ingeniero Ignacio Amadeo Ramos Olivera.

 Villa Pardo 24 de noviembre de 1937

Señor Ingeniero Don Ignacio Ramos

Paris

Mi querido amigo:

Correspondo a su carta del 21 del presente y crea Ud. que correspondo con mucho agrado, porque los deseos de Ud. de tener escritos los recuerdos que le expresé, el otro día, en Paris cuando tuve el gusto de recibir su agradable visita, coinciden con los míos de que se recuerden las acciones buenas y nobles como la de UD. en abril o mayo de 1904.   Iniciaba yo mis trabajos para la elección presidencial de 1904, con la actividad que imponía el cortísimo plazo dentro del cual debían realizarse. En un voluminoso correo recibí una carta de un joven Ramos, estudiante de ingeniería – en nuestra Escuela, que con gran aplomo, me pedía una entrevista para hablarme de un asunto de interés para mi candidatura – Me interesó la carta de Ud. y le di a Ud. una cita, para mi casa particular en la quinta, y no para la casa política de Filipinas. Vino Ud. a casa y con gran calor me expuso Ud. la antigua cuestión de la nueva Provincia de Yungay, los grandes obstáculos que la habían impedido, y el deseo de esa región, con lo cual ganaría la votación de esos distritos. Me expresó Ud. extensamente las circunstancias en que la región se encontraba y que justificaban sus anhelos.

Ud. me hizo la mejor impresión y como decimos entre nosotros; “me ganó”.

Un acuerdo quedó concertado, sin trámites, ni dilaciones: Ud. me daba los votos de los distritos, de la nueva provincia y yo elevaría, inmediatamente su jerarquía administrativa. Ud. tomó la dirección de la campaña en esos pueblos; me votaron en masa; el 24 de setiembre de 1904, asumí la presidencia, y el 28 de octubre de 1904 promulgué la Ley que creaba la Provincia de Yungay, venciendo algunas resistencias de orden local.

Yungay me conservó su simpatía en mi segunda elección de 1915 me dio una votación fuerte, y eso, que como Ud. recordará, por razones de orden familiar, el señor Souza me hizo perder la elección en Huaraz y Huaylas.

Me dice Ud. que mis recuerdos le emocionaron: naturalmente; la emoción del Padre, que oye hablar del hijo ausente.

                                   JOSÉ  PARDO

 

 (*) Colaboración del Ingeniero Juan Manuel Figueroa Sifuentes. Ex- alumno Colegio Santa Ines de Yungay , promocion 1962

Sitio web optimizado por: Posicionamiento en Google
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento