Historia: Estado regional tardio y el Imperio Inca

REY DE YUNGAY,  GARANTE DE LA PAZ

En la etapa siguiente a la extinción del Imperio Wari,  se formó una poderosa confederación liderada por los Chancas (Años 1200 a 1400, Andahuaylas, Apurímac) que detuvieron el avance militar de los Incas hacia el norte del Rio Apurímac.  En el año 1344* los Incas bajo el liderazgo de Viracocha amenazaban con avanzar hacia el norte por lo que los lideres Chancas Tumay Huaraca, Astu Huaraca y el joven Ancowallo , apoyados en sus 40,000 guerreros,  obligaron al Inca Viracocha a recurrir ante el gran monarca de YUNKAYPAMPA (6)  para garantizar un acuerdo de paz.

El Inca Viracocha, su comitiva  y los lideres Chancas viajaron hacia el norte, pasando primero por el Templo del Dios Pachacamac, después de adorarlo continuaron su  caminata más hacia el norte hasta Huaman (Barranca) y Paramunka (Paramonga), de dicho lugar se encaminaron hacia la sierra. Cuenta la tradición que cuando elViracocha estaba ya llegando a Conococha, – a 29 leguas (130 km) de Yungay- enteramente fatigado se puso a llorar, a dicho lugar se conoce hoy como “Inca Waqanqa” (8)

Por fin, llegaron ,después de haber recorrido 360 leguas (1,600 Km) desde el Qosqo (Cusco), hasta  a la morada del gran Rey de Yunkaypampa (Actual Yungay).

Al dia siguiente,  con el Huascaran y el Huandoy de mudos testigos y ante la presencia del gran Rey de YUNGAY (7) quien actuó como garante, los lideres Chancas e Incas acordaron la paz que prometieron seria duradera..

    • Estos años históricos de la relación entre Chancas e Incas son narrados en la Crónicas (1613) de Juan Santa Cruz Pachacuti.
    • En el año 1344*, Yunkaypampa era una de las ciudades más grandes e importantes del Perú antes de la aparición y posterior consolidación del imperio Inca, cuyo gobernante era respetado por propios y extraños,  Esta gran ciudad abarcaba las actuales poblaciones de Tumpa, Musho, Mancos, Ranrahirca, Huarascucho, Yungay, Tullpa, Wantucan, Pampac, Punyan , con sede administrativa en el Castillo de Wuansacay. Cuarenta y un años mas tarde ( aprox. 1385) esta gran ciudad desapareció arrasado por un alud de grandes proporciones.

El Gran Rey de  Yungay, gobernaba desde su fortaleza llamada “Wuansakay” (En español “Morada del  Choclo” o “Morada del señor de la virilidad”) los territorios del norte chico del Perú actual ( Departamentos de Lima y Ancash),  donde cultivaban maíz (En quechua “Ara o Sara” ) y otros productos agrícolas. Según el historiador Dr. Augusto Soriano Infante, sobre los restos de  Huansakay   se construyó el actual Cementerio de Yungay (desde 1892 hasta   1897).

    • Centro poblado de “Inca Waqanqa” pertenece a la comunidad campesina de Cajacay, Provincia de Bolognesi, Ancash

LA AMBICION CHANCA

Los Chancas habitaban la región al Norte del Cusco, más allá del río Apurímac, entre los actuales departamentos de Ayacucho y Apurímac, al igual que los Incas, comprendía varios ayllus divididos en dos bandos: Hanan (arriba) para quienes su jefe mítico era Uscovilca y Húrin (abajo) quienes consideraban como su antepasado a Ancovilca y ambos personajes como ídolos en forma de piedra eran llevados a sus guerras.

La paz lograda en Yunkaypampa era precaria, los Incas trataban de reforzar la paz con matrimonios de las hijas del Inca con líderes Chancas y viceversa

En el año 1349* la paz terminó, los lideres Chancas Astoy Huaraca y Tumay Huaraca habían percibido mucha debilidad en el anciano Inca Viracocha (9).,por lo que decidieron armar nuevamente a su ejército y a continuación partieron de Paucaray -a tres leguas de Parcos (10)- y se dividieron en tres ejércitos. Tan seguros estaban de la fácil conquista del Cusco que dos de los ejércitos se dirigieron al Contisuyo y el tercero tomó la ruta del Cusco.

En estas circunstancias el Inca Viracocha y su hijo Inca Urco entendieron que todo estaba perdido, y no quedaba más que prestar obediencia a los invasores Chancas. En esta decisión pesó la vejez de Viracocha y la fama de feroces de los chancas. Para no caer prisionero, el Inca Viracocha decide abandonar Cusco junto con el Príncipe heredero: Urco, dirigiéndose jcon sus siervos a Caquia Xaquixahuana, dejando a la Ciudad del Cusco a merced de los invasores, con una población que estaba aterrada  por la proximidad de los guerreros Chancas quienes estaban prestos a invadir la ciudad capital de los Incas.

9) Atun Topac, quien tomó el nombre de Inca Viracocha o Viracocha, nació en 1265, asumió al trono en 1298 a la edad de 22 años, murió en 1349. Fue casado con Mama Runtu Canas, natural de Anta. La leyenda cuenta que tomó el nombre de Viracocha Inca porque aseguró haber tenido un sueño divino con dicho Dios.

10) Parcos.- Antigua población que quedaba al norte de Ayacucho y Huanta, cerca del rio Mantaro.

 

LA VICTORIA DEL PRINCIPE CUSI YUPANQUI

Después de la huida  vergonzosa de Viracocha, el joven príncipe “Cusi Yupanqui” (Último hijo de Inca Viracocha)  asumió el liderazgo para la defensa de la ciudad del Cusco. Apoyado por los generales Vicaquirao y Apo Maita organizó la resistencia. Los atacantes llegaban liderados por Astoy Huaraca y Tumay Huaraca, tenían fama de invencibles y contaban con el apoyo de los Ayarmacas. Los cusqueños apoyados por los Canas y por los míticos pururaucas lograron contenerlos con sangrientos choques en la mismas puertas de la ciudad. Según Cieza de León, en torno al Cusco el ejército de Cusi cavó grandes fosos recubiertos de ramas y tierra en donde en su apresurada carrera fueron cayendo los Chancas. Los invasores que corrían en desorden sosteniendo en lo alto a su ídolo Uscovilca no esperaban encontrar una resistencia tan encarnizada en los frentes por los que atacaron. El príncipe Cusi por su parte se lanzó al ataque al mando de un pequeño grupo, enfrentándose al grueso del ejército Chanca. Transcurrían las horas y la batalla continuaba y aunque los incas habían detenido el avance Chanca aún no lograban rechazarlos por completo, fue entonces cuando uno de los tíos de Cusi el viejo Topa Huanchire sacerdote del Inticancha decidió recurrir a un ardid: colocar a la distancia, una hilera de piedras a las que se le ataron flechas y porras; el objetivo era que los invasores las confundan con refuerzos cusqueños

Al verse apoyado por los fabulosos guerreros, Cusi se abrió paso raudamente hacia Uscovilca y con gran presteza derribó a los custodios del Mallqui (Uscovilca, principal protector de los invasores) y se apoderó de éste.

Los invasores presos de la confusión al verse sin la protección de su ídolo,  huyeron al escuchar los gritos de victoria del príncipe. Los curacas vecinos que observaban el enfrentamiento desde las cumbres de los cerros y aguardaban el desenlace de la batalla para unirse a los vencedores, abandonaron sus puestos y se unieron a los cusqueños,  persiguiendo a los fugitivos hasta los confines del valle del Cusco. Allí se realizó un segundo enfrentamiento del que los incas salieron fácilmente vencedores apoyados esta vez por los grupos vecinos.

 

CUSI YUPANQUI SE CONVIERTE EN PACHACUTEC

Esta inesperada victoria fue celebrada con gran algarabía en el Cusco y el prestigio del príncipe Cusi Yupanqui creció enormemente y comenzó a ser llamado “Pachacutec” que significa “el que transforma el mundo”.

Conforme lo estipulaba la práctica militar incaica, el triunfo alcanzado por Cusi debía ser honrado por el Inca, quien pisaría el botín de guerra en señal de reconocimiento. Por este motivo Cusi fue en busca del Inca Viracocha llevando consigo al ídolo Chanca y parte de los objetos tomados, al llegar al refugio de Viracocha tendió los trofeos en el piso y humildemente solicitó que en su calidad de soberano tomara posesión de todos los bienes, este aún sorprendido por la victoria vió confirmada la hazaña del príncipe cuando el capitán Chanca Tumay Huaracaque trataba con él los términos de su sumisión, reconoció los despojos y rompió en llanto.

El inca Viracocha sin embargo se rehusó a tomar posesión de los bienes traídos insistiendo en que fuera Inca Urco (quien corregentaba con el Inca) sea quien recogiera los frutos de la victoria, esta actitud motivo que el príncipe vencedor tomara la decisión de regresar al Cusco. Viendo peligrar su ascensión al mando de la confederación, Urco se propuso asesinar a Cusi y con la ayuda de su padre tramó una emboscada.

Informado a tiempo sobre el peligro que corría, Cusi Yupanqui reforzó sus seguridad con 200 hombres armados bajo el mando de Apo Mayta, así mismo despacho a 50 hombres de confianza quienes sigilosamente y cubiertos con mantas oscuras se apostarían a espaldas de las tropas de Urco en el paraje preparado para la celada. Al llegar las huestes del príncipe Urco a este lugar fueron recibidos con una lluvia de piedras entrando en combate los seguidores de Cusi, desbaratando fácilmente a los expedicionarios. A pesar de este trato por parte del Inca no le guardó rencor y le rogó que regresara al Cusco

Estando Cusi en el Cusco unos espías  le informaron que los Chancas refugiados en Ichopampa se estaban reagrupando y pidiendo refuerzos para atacar nuevamente la capital. El príncipe acompañado de sus capitanes, varios curacas confederados y algunos capitanes de Viracocha que se habían integrado a sus filas salió a buscarlos.

Cusi consiguió decapitar de un hachazo al jefe chanca Astu Huaraca y al colocar su cabeza en una lanza junto a la del decapitado Tumay Huaraca consiguió que las huestes chancas huyeran.

De regreso al Cusco y después que el Inca Viracocha pisara los despojos del enemigo reconociendo su victoria y con la derrota de la conspiración del príncipe heredero Urco, le quedo a Cusi  el camino libre para ceñirse la Mascaypacha a cuya celebración asistió el mismo Inca Viracocha quien colocó la borla real en la cabeza del joven Cusi Yupanqui nombrándolo de ahí en adelante como Pachacutec Yupanqui Capac Inti churi, es decir “Hijo del sol que transforma la tierra”.(11)

    • Pachacutec, nació en 1328*, asumió al trono 1349*a los 21 años de edad y murió en 1408. Fue casado con la Coya Anahuarque natural de Chocco.

Esta parte de la historia es narrada por diversos cronistas

 LOS INCAS CONQUISTAN  NUEVOS TERRITORIOS

Consciente de que los Incas debían liberarse de las antiguas amenazas, Pachacutec emprende la guerra contra el enemigo tradicional: Los Ayarmacas –quienes eran aliados de los Chancas- a los cuales derrota definitivamente en la batalla de Huanancancha, luego va contra los poderosos Collas y derrota al opulento Collacapac apoderándose de todo el altiplano andino.

Estando el Inca Pachacútec absorbido por sus obras en el Cusco, ya no tenía tiempo para continuar con sus expediciones guerreras. Debido a ello y en vista de que sus hijos eran aún pequeños, encomendó a su hermano Cápac Yupanqui dirigirse a la costa, al próspero señorío de Chincha.

Existe una especial connotación en este primer encuentro con los chinchanos (1,357 *),  pues fue más un intento por establecer una relación amistosa antes que una conquista. Al llegar a Chincha, Cápac Yupanqui manifestó no querer otra cosa que la aceptación de la autoridad cusqueña y colmó de regalos a los curacas chinchanos para mostrar la magnificencia inca. Los costeños no tuvieron inconvenientes en reconocer al Inca y seguir pacíficamente en su señorío.
La prosperidad de los costeños radicaba en el comercio que realizaban por mar, en balsas, con el norte, actual Ecuador. Más aun, estos “mercaderes, a modo de indios”, mantenían un intercambio terrestre con hatos de camélidos con el Collao y el Cusco. Es solo posteriormente, durante el reinado de Túpac Yupanqui, que se producirá una verdadera anexión territorial.
Después de un tiempo (1364*), el general Cápac Yupanqui fue en son de conquista por el camino del Chinchaysuyo, es decir, hacia las alturas de la sierra. Cerca de Huamanga, los naturales de Parcos se refugiaron en la fortaleza de UrcoCóllac y ofrecieron resistencia. Entre las tropas al mando de Cápac Yupanqui se hallaba el jefe Chanca llamado Ancowallo, que comandaba a un grupo de esa nación. Bajo sus órdenes, los Chancas asaltaron el fuerte rebelde con notable valentía y se apoderaron de él.
La noticia enfureció a Pachacútec, porque encontró que el triunfo del Jefe Chanca disminuía a los Orejones cusqueños, por lo que envió un mensaje a Cápac Yupanqui con la orden de exterminar a todos los Chancas. La orden del Inca fue oída por una concubina del general que era hermana de Ancowallo. La mujer dió aviso de las intenciones de los cusqueños y el jefe Chanca – que se encontraba en Huánuco- decidió huir hacia el  Reino de Yungaypampa con la intención de pedir apoyo, pasando por Guarastambo (actual Huaraz) llegó a Yungay.

 -

REY DE YUNGAY APOYA LA POSICION DE LOS INCAS

El Rey del Norte chico del Perú llamado “Kuismanco” (Hijo del Rey que hizo la paz en 1344)(12) le negó ayuda  a Ancowallo porque 20 años antes su padre había sido garante de la paz entre  Chancas e Incas y además porque los Chancas habían roto tal acuerdo de paz. Ante tal negativa, a Ancowallo no le quedó otro camino que refugiarse en la selva central, lejos del alcance de la tropas incas..
El General Cápac Yupanqui siguió los pasos de Ancowuallo, mas en son de conquista que en son persecución. En la obra “Historia del Perú, bajo el dominio de los Incas” de  Miguel Cabello Balboa (págs. 44 y 46) y “La historia de los Incas” Pedro Sarmiento de Gamboa, (pág. 193)  se relata el formal recibimiento yungaíno al Capitán General Cápac Yupanqui (Aprox.  año 1,364, *), quien por encargo del Inca Pachacutec llega a Yungay donde es bien recibido por el Rey Kuismancu a “su paso, por estas tierras en su fingida persecución a los Chancas que huyen para siempre desde Guarastambo (Huarás), capitaneados por su aguerrido jefe Ancowuallo”.

Días después, Capac Yupanqui, reanudó la persecución de Ancowallo encaminándose hacia la Selva Central donde le perdió el rastro. Al evaluar la infructuosa persecución, Capac Yupanqui, continuó su marcha hacia la sierra norte llegando hasta Cajamarca, lejos de los términos señalados por Pachacútec. En aquel lugar gobernaba el Rey Gusmango Cápac, quien para la ocasión se alió con los Chimú, y juntos esperaron la aparición de los ejércitos del Inca. A pesar de su número, Cápac Yupanqui los venció y logró un fabuloso botín que asombró a los cusqueños y fue extendido en la plaza de Cajamarca (1366*).

El General Capac Yupanqui en compañía de su sobrino Inca Yupanqui (Futuro Inca),  hicieron varias campañas de conquista. En la tercera expedición (1370),  después del descanso y de reabastecer nuevamente al ejército Imperial con hombres, armas y alimentos, reemprendió la marcha hacia el norte, conquisto nuevos territorios y finalmente se encaminó hacia el reino YUNGA o YUNKA de Kuismancu (1373*) que se extendía desde los valles de Pachacamac,Rimac (lima), Chancay, Huaman (Barranca), Huaylas, Conchucos  hasta los confines del norte del actual Departamento de Ancash. (referencias de Inca Garcilazo de la Vega y Dr. Roberto Arias Guzman)

 

EL REY  KUISMANCU SE ENFRENTA A LOS INCAS

 El General Capac Yupanqui no quería solo la amistad como había fingido seis años antes, el realmente quería el sometimiento de Kuismancu.   Al respecto el historiador Dr. Julio R, Villanueva Sotomayor (Compendio Histórico, 461 págs.), relata éste pasaje:

“Al escuchar los apercibimientos del ejercito Inca, el rey Kuismancu le mandó decir –a Capac Yupanqui- que sus dioses:

“Pachacámac (“hacedor y sustentador del mundo)

Rímac (“el que habla”)

Mamaqocha (“madre mar”)

Eran superiores al Inti, por lo que se consideraba tan rey como el del Cozco”.

El General Capac Yupanqui escuchó los argumentos pero reitera su petición de sometimiento y el rey Kuismancu no lo acepta y como consecuencia moviliza para la guerra a su pueblo –que vivía en paz- en las vertientes de la cordillera negra, el Callejon Huaylas y el Valle de los Conchucos (Yanama, Piscobamba, Pomabamba, Huari) unidos con Yungay por los portachuelos de Llanganuco y Ulta.  Cuenta la tradición que las primeras batallas fueron en Motocachi y Jimbe (Coordillera negra) donde la tropas imperiales vencen en la batalla de  “Yahuar Pampa” (Pampas de Sangre), luego Kuismancu con su ejercito se atrincheraron en tierras los Piscobambas y Conchucos librando batallas sangrientas durante varios meses al final de los cuales el ejercito inca –después de muchos ataques infructuosos- logró penetrar a la zona de Conchucos por otra vía –por la sierra del Departamento de la Libertad- donde agrupó “ejercito crecido” con el que vence al valeroso Kuismanco en la batalla de Huamachuco, según referencias del Dr. Roberto Arias Guzmán(Poemario 1954) y Santiago Márquez Zorrilla (autor de la obra “Los Huari y los Conchucos”, pactandose la paz debido “al debilitamiento por el hambre y la mortalidad de la gente”. 

Sobre el particular, el capítulo VI del Poema escrito en 1954 por el Dr. Roberto Arias Guzmán “Yungay, eres un poema del Huascaran hasta el Huansacay”, dice:

Los Incas Pachacutec y Huayna Cápac

Se extasiaron de tu belleza

Y el príncipe general Túpac Yupanqui

Te conquistó

Reduciendo al valeroso Kuismanco

En los campos de batalla

De los Huamachucos,

Pero tu caiste vencido por el embrujo

De sus montañas gigantes

Y así Yungay de ayer y de hoy,

Eres el esplendor de la Cordillera blanca

El Inca Pachacutec estaba atento a los acontecimientos y había dado instrucciones para que una vez terminada la guerra condujeran a Kuismancu al Cusco.  El Inca y sus corte reconocian la inmensa autoridad moral del gobernante de Yungay  que 32 años antes había garantizado de la paz  y también eran conscientes que sin la posición firme de Kuismancu ante Ancowallo, el incanato hubiera corrido peligro,  por tal motivo – a pesar de la guerra- Capac Yupanqui trató con mucho respeto a Kuismancu, quien lo acompañó  en su viaje de retorno al Cusco.  El Inca Pachacutec salió con su corte a recibirlos (1376); reconociéndole a Kuismancu su reputación de confederado y que á distinción de todos los demás reyes vencidos, entrase en el Cusco junto a los jefes Incas que recibían el triunfo, honor tan estimado y envidiado por todas las demás naciones del imperio.

 –

EL RELEVO DEL GENERAL CAPAC YUPANQUI

Poco después el General Capác Yupanqui retornó a Pachacamac, donde se habría  vanagloriado de que sus victorias eran mayores que las de su hermano. El Inca Pachacutec temiendo de que su hermano se rebelara por su popularidad, éxitos y riquezas; mandó mensajeros a Limatambo, donde estaban las tropas, ordenando la detención y la pena de muerte para éste gran general por el “delito” de la huida de los Chancas. Pero el motivo era otro, según la tradición inca, los triunfos de Cápac Yupanqui lo convertían en hábil y suficiente, hecho que ensombrecía el prestigio del soberano y que lo ponía en situación de gestar una sublevación exitosa.

Enseguida, Pachacutec  puso a cargo del ejército a su hijo Inca Yupanqui para proseguir la conquista de la costa norte.

    • Kuismanco o Kuismancu o Cuismanco, gobernó desde la fortaleza del Huansakay, Su nombre quechua significa “El Rey del territorio alargado”, territorio que habría comprendido desde Pachacamac al sur hasta el norte de Ancash. Durante su reinado un gigantesco alud destruyó Yungaypampa en 1385.

ALUD QUE DESAPARECIO YUNGAY EN 1385*.

La gran ciudad de Yungay donde en 1344 se había garantizado la paz entre Incas y Chancas  y  que recibió  en 1364 con honores al General Inca Capac Yupanqui,  desapareció –aprox. en 1385- por un alud de grandes proporciones  que borró del mapa a muchos pueblos de la provincia de Yungay, quedando solo como mudos testigos abundantes restos arqueológicos entre Mancos, Huashcao, Tumpa, Ranrahirca, la fortaleza Huansakay de Yungay y el cerrito Pan de azúcar en Punyan.

Los cronistas Fray Martin de Murua y Guaman Poma de Ayala  mencionan que durante el gobierno del Inca  Pachacutec (Desde 1349 a 1408*) sucedió un “gran terremoto” y “…grandísimo castigo de Dios en este reino y en el mundo”.Por su parte Juan Santa Cruz Pachacuti señala que durante dicho reinado causaron conmoción dos cometas de fuego  “-…de media legua de largo… con orejas, colmillos y barbas, vienen de Yunkaypampa y Sinca…y pasa a Putina de Arequipa y el otro a Huamanga… los cuales dicen eran animales (culebras) con alas, orejas y cuatro pies…desde lejos dicen que les parecía todo fuego”.

Cometa de fuego

Cuenta la leyenda que muy pocos sobrevivieron a la tragedia, tantos eran los muertos que sus cadáveres mutilados fueron varados por cientos en la zona del fundo Santa Catalina, Pueblo Libre y a lo largo del rio Santa. Los cadáveres diseminados desde Mancos hasta Punyan fueron enterrados en improvisadas fosas comunes, tales como la de “Pampac”  (13) que en español significa “lugar de entierro” y algunos cadaveres estaban varados en la zona llamada Wacramarca (Actual Pueblo Librede Huaylas).

También la leyenda cuenta que sobrevivieron a la tragedia tres menores hijos del Rey “Kuismanco” los que habrian sido acogidos por el gobernador del pueblo de Wailas localizado en al sur de Yungay, en la Cordillera Negra, quien los ubicó en el lugar denominado Tocash (Próximo a la actual ciudad de Pueblo Libre, entre Yungay y Caraz), originándose allí la dinastía de los herederos “Wachu o Wacho” (Traduccion, Huerfano). Los demás escasos sobrevivientes fueron trasladados a una zona Yunga de la cordillera negra que era un lugar seguro, muy cerca de Quilllo (13), al que denominaron “Wachush o Wacho-sh” palabra quechua que significa “El lugar donde viven los huérfanos”.(14)

Quillo, es Distrito de la provincia de Yungay. Su nombre proviene del quechua Quillu= tierra amarilla.

Pampac es actualmente un centro poblado ubicado a medio kilometro al oeste de la Ciudad de Yungay.

Wacho o Huacho, es actualmente un centro poblado localizado en zona Yunga, dentro del Distrito de Quillo, Provincia de Yungay.

 –

 ACONTECIMIENTOS DESPUES DEL ALUD 1385

 A la muerte de Inca Pachacutec  le sucedió su hijo Inca Yupanqui, nacido en 1347*, ascendió al trono  en 1408*. Se corona a los 61 años y muere en 1438* después de 30 años de gobierno.

Inca Yupanqui había sido informado acerca del gran alud de 1385 y de la desaparecida grandeza de Yungaypampa,  motivo por el que buscó y encontró a los hijos sobrevivientes de “Kuismanco”  convirtiendo a uno de sus hijas en  esposa secundaria en 1409, de dicha unión habria nacido, en Tocash * la futura Coya “Chimpu Occllo” en 1410.

A continuación, inició su gobierno  Tupac Yupanqui, nacido en 1408, gobernó hasta 1481*.  En 1451* nace su primogénito Huayna Capac de la unión con la Coya Chimpu Occllo”. 

Huayna Capac, gobernó desde 1481* a 1523*, Fue un Inca constructor, pacificador y conquistador y según el historiador Fray Martin de Murua, éste inca es el que oficializó la lengua del Chinchay Suyo denominado “quichua” porque “su madre era Yunga”(15). En aquellas épocas el area gegrafica “yunga” se extendia entre los pueblos de Chincha, Lima, Ancash y La Libertad, localizados a una altitud desde 1,000 a 2, 500 msnm. La palabra quechua “Yunga” significa “Valle Cálido”

En 1482* nació en príncipe heredero “Inti Cusi Huallpa” futuro  Inca Huáscar. Según la leyenda, en 1514, Huayna Capac en camino hacia Quito, pasó por Yungay  y al observar al bello e imponente nevado que se erguía allí  lo bautizó con el nombre del futuro Inca nombrándolo HUASCARAN nombre que traducido al castellano significa “La montaña de Huáscar”..

En 1523, Huáscar recibió la borla imperial, luego vinieron las luchas intestinas con su hermano Atahualpa.  En 1529, Atahualpa tomó el poder y extendió su dominio por todo el imperio.

    • Historia General Del Perú por Fray Martín De Murua (Crónica, 1613)
    • Tocash, pueblo localizado en la provinvia de Huaylas a 2,270 msnm. Sera el pueblo “yunga” al que se refiere Martin de Muroa.
    • NOTAS SOBRE LAS FECHAS:(*) Las fechas corresponden a la obra del Cronista Mayor de los Reyes de España, Don Antonio de Herrera y Tordesillas, “Historia General de los hechos en las islas y tierra firme del mar océano”…Edit. Guarania, Bs As. 1944-1945,  7 volúmenes (**) La fechas también son coincidentes en la obra “Historia del Perú Antiguo” tomo V, páginas 333 a 351. Por Luis E Valcalcer, Editorial Juan Mejía Vaca y Universitaria S.a.

PAGINA  INDICE                              

Sitio web optimizado por: Posicionamiento en Google
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Plugin WordPress Maintenance