Anecdota: Qacha y Pablito

QACHA y PABLITO

(Anecdota de  los amigos de la promoción 1970)

Pablo Vásquez Méndez “Pablito”  y Cesar Figueroa Merino, eran amigos inseparables desde siempre. En julio de 1961, cuando ambos tenían 8 años de edad,  habían convenido en que los domingos en la tarde irían al Cine teatro Obrero a ver su serial favorita “Tarzan”.

Siendo aquel día el segundo domingo de julio,  Pablito se bañó, peinó y se puso su ropa limpia y esperó a que su amigo Cesar llegara, pero ya eran las 3:30 de la tarde y Cesar brillaba por su ausencia, entones Pablito decidió ir solo al cine. En el camino se encontró con otros amigos que también iban al cine y cuando ya cruzaban la pileta de la plaza de armas, se presentó Cesar corriendo “sudoroso” y con la “ropa llena de polvo” porque venía de jugarse un “partidazo” en el estadio.

Cesar, le dijo a Pablito que venía corriendo para poder ir con ellos al cine. Pablito lo miró y le dijo “anda lávate, cámbiate de ropa, nosotros aquí te esperamos”. Pero Cesar insistió en ir al cine “así nomas” y tanto insistió que Pablito le dijo en tono de sugerencia en quechua: “jamja qacham kankiri ” y sus amigos burlonamente le dijeron afirmativamente “qacha kanki” (*). Al oír están palabras de Pablito y de sus amigos, Cesar pegó veloz carrera a su casa y en menos de 15 minutos ya retornaba lavado y cambiado para ir con sus amigos al cine.

Desde aquella tarde Cesar Figueroa Merino fue conocido con el sobrenombre de QACHA, hasta el día de muerte en el sismo alud del 31 de mayo de 1970. Pablito Vásquez, también nos dejó el 08 de enero del 2012.  Ahora, los dos grandes amigos ya están nuevamente juntos gozando de la gracia de Dios.

 

(*) Pablo Vásquez Méndez fue un magnifico quechua hablante y muy respetuoso de la dignidad de la personas. Aquella tarde de julio de 1960 le dijo a su amigo Cesar en tono de sugerencia “anda lávate, cámbiate de ropa….tú estás sucio”. A dichas palabras, los otros amigos interpretaron y afirmaron que Pablito le decía a su amigo “¡Eres Sucio!”. Pero Cesar nunca se molestó por el sobrenombre, al contrario, el festejaba la ocurrencia de su mejor amigo.

Sitio web optimizado por: Posicionamiento en Google
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento